Cuando se cambia el aceite

Es importante saber que la lubricación del motor es algo básico para que este tenga siempre una mayor durabilidad. Para cualquier reparación que quieras hacer, los mejores repuestos los encuentras en: https://www.desguaces.eu, porque es el mejor desguace online y que te dará los precios más ajustados del mercado.

Sin embargo, debes tener en consideración que, el cambio del aceite es un mantenimiento que no puedes eludir en tu coche. Por este motivo, te he preparado este post, en el cual te diré cuáles son los momentos básicos para que puedas tener siempre un mejor desempeño en tu coche.

Momentos para el cambio de aceite

Si quieres tener una mayor durabilidad en tu motor, entonces es importante que tengas en cuenta que el cambio de aceite es básico. Este debe hacerse en los siguientes momentos clave:

Cambio por kilometraje

Es el más común que se debe hacer en un coche, y este varía dependiendo del modelo del coche y del año de fabricación. Por lo general, este debe hacerse entre los 5.000 y los 30.000 kilómetros, para que se tenga una buena lubricación en el motor.

Sin embargo, siempre es mejor recurrir al manual de funcionamiento del coche, para asegurarse de cuál es el límite recomendado por el fabricante. También es importante fijarse en el tipo de lubricante utilizado.

Nivel de aceite

Cuando tienes un coche es recomendable revisar el nivel de aceite de forma periódica, por lo general cada mes. Si el nivel de aceite está muy bajo, es momento de hacer el cambio de aceite cuanto antes, y buscar una posible fuga en el motor.

Sin embargo, un nivel de aceite alto tampoco será bueno, porque esto causará el arrastre de partículas de suciedad hacia el motor. Por lo tanto, también se debe hacer el cambio de aceite en estos casos, y así le darás a tu motor una vida útil más larga.

Filtros

Es importante tener en cuenta que, para mantener tu motor en perfecto estado, el cambio de filtros es algo fundamental a tener en cuenta. En todos los casos, el filtro de aceite debe cambiarse cada 12.000 kilómetros para asegurar el rendimiento del mismo.

En muchas ocasiones este cambio debe hacerse independientemente del cambio de aceite. Si no lo haces en el momento indicado, puede que se comiencen a arrastrar partículas de suciedad hacia tu motor, lo que causará una reducción de su vida útil, e incluso se podrán causar averías graves al motor.