Cuando cambiar la correa de distribucion

Es muy importante tener en cuenta que, cuando tienes un coche la correa de distribución es una de las piezas fundamentales del mismo. Para hacer el cambio te recomiendo llevarlo a un taller mecanico, especialmente porque esta es una de las reparaciones más difíciles que se hacen en un coche, y requiere de una mano de obra experta.

Sin embargo, puede que aún no sepas cuándo es el momento ideal para hacer el cambio de la correa de distribución. Por esto te he preparado este post, para que así puedas saber exactamente cuándo es el momento para cambiarla, por lo cual te recomiendo seguir leyendo.

Momentos en los que se debe hacer

Hacer el cambio de la correa de distribución dependerá de varios factores de vital importancia. Dentro de los factores principales a considerar se tienen:

El kilometraje

En tu coche el kilometraje suele indicar cuándo es el momento de hacer ciertas reparaciones, y la correa de distribución no será la excepción. Normalmente esta cuenta con una vida útil de 100.000 kilómetros, según las recomendaciones de todos los fabricantes.

Por lo tanto, incluso si la correa aún se ve en buen estado, cuando se alcanza este kilometraje lo mejor es hacer el cambio de manera inmediata. En todo caso, esto te permitirá tener siempre los mayores beneficios.

Pérdida de tensión

Esta suele ser una de las principales causas de un cambio prematuro de la correa de distribución, especialmente cuando no llevas el coche a un mecánico experto. Esto debido a que la correa de distribución es una de las reparaciones más delicadas que se hacen en tu coche.

En todo caso, la correa de distribución nunca puede perder la tensión que trae de fábrica, porque de lo contrario será necesario cambiarla. Por lo tanto, debes llevar tu coche únicamente a un mecánico experto o tendrás que invertir más dinero del que pensaste.

Desgaste inesperado

En el caso de que tu coche tenga una fuga de líquidos que puedan caer en la correa de distribución, debes tener en cuenta que esto puede desgastarla de forma prematura. Es por esto que, cuando existan fugas de líquidos en tu motor, lo más recomendable es sellarlas cuanto antes.

Además, debes revisar la correa de distribución y asegurarte de que esta aún se encuentra en buen estado. En caso contrario, se tendrá que hacer el cambio cuanto antes, para evitar que la correa se rompa o que tu coche no funcione adecuadamente.